Si algún aspecto es de vital importancia en decoración de interiores, este es el uso del color. El color juega un papel fundamental cuando de decorar un espacio se trata y su impacto en el resultado final es muy significativo, afectando, para bien y para mal, a la percepción visual de su tamaño.

En el momento de abordar el diseño de una estancia, principalmente pequeña, es necesario tener en cuenta no sólo el mobiliario, los elementos decorativos y acabados adecuados, sino también el uso del color para generar sensación de amplitud.

 

¿Qué colores son los más adecuados para crear la sensación de amplitud?

Si nuestro objetivo es conseguir agrandar visualmente un espacio, es necesario, pues, planificar con detenimiento los colores a utilizar así como donde y cómo hacerlo, a la hora de abordar la decoración del mismo.

De un lado, tenemos los colores claros que nos ofrecen la sensación de amplitud, ligereza y  luminosidad. Los hay que nos ayudan a distanciar visualmente las paredes unas de otras, haciendo que el espacio parezca mayor de lo que realmente es. Colores neutros como el blanco, el marfil, el crema, el greige o determinados colores en tonos pastel, proyectan mejor la luz natural hacia el interior de la habitación ayudándonos de esta manera con nuestro propósito.

 

 

¿Cómo utilizar los colores intensos en decoración de interiores?

En la parte opuesta tenemos los colores oscuros, con los que conseguiremos que un espacio se sienta más pequeño y acogedor. Este tipo de colores también nos ofrecen la posibilidad de crear profundidad si sabemos utilizarlos de manera adecuada. El negro, el gris antracita, el azul petróleo o el verde profundo, por poner algunos ejemplos, pueden ser buenos recursos para aplicarlos en acentos decorativos como un mueble o algunos complementos decorativos, o utilizarlos para crear un punto focal con el que atraer la atención hacia él.

Es importante también tener en cuenta la saturación de los colores. Las tonalidades apagadas ayudan a crear atmósferas tranquilas y relajadas, mientras que los colores más intensos aportan energía y dinamismo por lo que hay que tener cuidado a la hora de aplicarlos en tu proyecto. Lo mejor, en este último caso, es hacer uso de ellos en pequeñas dosis para evitar que nos abrumen.

 

Nuestros proyectos de amueblamiento y decoración se caracterizan por el predominio de los colores suaves y neutros como base, echando mano de colores más definidos en determinados elementos con el objetivo de aportar movimiento al ambiente. Siempre, por supuesto, ciñéndonos a las premisas y directrices que previamente nos ha dado el cliente.

Si estás pensando en amueblar y decorar tu casa, o redecorar completamente un espacio, agenda una visita con nosotros y comencemos con tu proyecto:

 

 

 

 

0 comentarios on El uso el color en la decoración de interiores

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *